copyandbooks

Redactor de blogs

En copyandbooks somos redactores de blogs. Creamos y mantenemos tu blog, la herramienta perfecta para promocionar una web de empresa, ganar visitas y fidelizar clientes, es decir, para vender más.

Curación de contenido

Todo lo que hay que saber sobre la curación de contenido o content curation (Megapost)

Todo lo que hay que saber sobre la curación de contenido

Para aquellos que quieran crear artículos y posts con información de calidad. Para aquellos que quieren dar relevancia a su blog o web usando las redes sociales.

Para todos los que trabajan en la redacción es imprescindible que conozcan la existencia, la utilidad y el uso de la curación de contenidos (content curator en inglés).

Los que trabajamos en marketing online no dejamos de buscar técnicas, estrategias y métodos para captar la atención de lectores y usuarios de internet.

Parte de nuestra actividad consiste en que los usuarios de internet puedan interesarse por nuestro producto o servicio, darle a conocer que hacemos tal cosa y que, además, lo hacemos bien.

Sabemos que el marketing de contenidos es fundamental para desarrollar con posibilidades de éxito cualquier estrategia comercial. Pues bien, el especialista content curator se encargaría de elaborar buen contenido y difundirlo.

El contenido, independientemente del modo en que se consiga, debe considerarse de calidad y de importancia tanto para la organización como para la comunidad que ha creado. Con la técnica de la curación de contenido nos aseguramos que esto sea así.

Empezamos.

Qué vas a ver en este post sobre la curación de contenido

  1. ¿Qué es la curación de contenido?
  2. Para qué sirve curar contenidos. Beneficios
  3. Tipos de content curator
  4. Hacer bien una curación de contenidos digitales
  5. Herramientas para la curación de contenidos
  6. Consejos

¿Qué es la curación de contenido?

La curación de contenido o content curator en inglés es una actividad imprescindible para cualquier redactor de contenido.

Consiste en llevar a cabo un trabajo detectivesco por internet. Es decir, una búsqueda donde se selecciona la información más real y válida. Aquella que sea la más relevante y actual que, sobre un tema determinado, se está publicando en webs, blogs, redes sociales y foros que ofrezcan garantías de fiabilidad.

Hay que insistir en que esos sitios deben ser los referentes del sector sobre el que se está buscando la información, siempre los que más confianza y calidad estén ofreciendo a sus visitas.

Una vez que se localiza esta información, se filtrará y se tamizará, se organizará y se completará.

Pero, sobre todo, se le añadirá más valor que el que tenía en sus sites de origen. Hay que sumar calidad a la que ya tenían en esos espacios que nos han servido de fuentes, ofreciendo datos, noticias, porcentajes, opiniones profesionales… cualquier cosa que aporte mayor interés al lector.

Después de crear un artículo perfecto, se distribuirá a la comunidad a través de las redes, foros y otras webs.

Debe quedar claro que el copia y pega está terminantemente prohibido, además de estar penalizado por el propio Google.

Así mismo, un retweet, que no está penalizado, no es en modo alguno curación de contenido. Tampoco es coger un post y cambiar frases al azar. Si al texto no se le ha añadido valor, no entraría dentro de una content curator definición estricta.

El curador de contenidos digitales es el profesional redactor que lleva a cabo este trabajo. Sus capacidades deben enmarcarse dentro de las habituales de un copywriter y de un redactor digital. Si quieres saber cuáles son sus especialidades, haz clic en el enlace que acabo de dejar reseñado.

 

Preguntas content curator

¿Para qué sirve curar contenidos digitales? ¿Cuáles son sus beneficios?

No son pocos los beneficios tanto para los redactores profesionales que trabajan en modo freelance, como para empresarios y emprendedores en sus negocios. Como norma, nunca se tiene tiempo que perder, la curación de contenido optimiza los tiempos.

  1. Con esta técnica se crean grandes ideas nacidas a partir de textos ya escritos. Con ellas se podrán ofrecer contenidos mucho más creativos e interesantes a los lectores, siempre que los textos fuentes sean de calidad.
  2. Es una herramienta perfecta para dar visibilidad a la marca, creando contenidos virales que se extiendan bien por las redes.
  3. Es un gran apoyo para mejorar el posicionamiento en los listados de Google, disminuye la intoxicación que produce en ocasiones la información o el exceso de ella (infoxicación). Por otra parte, mejora notablemente la imagen y reputación digital de la marca. Se potencia el reconocimiento de la agencia, empresa o profesional como un líder en su sector o un especialista en determinada materia.
  4. Se favorece el networking. Y es que, al difundir contenidos de otros, en la medida en que esta difusión esté bien realizada, sin dañar ni desprestigiar y valorando la fuente de la información, los propietarios de los textos lo agradecerán. Posiblemente, quieran crear redes de trabajo al ver que representa una importante colaboración.
  5. Es un pozo de sabiduría para las personas curiosas e inquietas. Para todos aquellos que disfrutan aprendiendo, el curador de contenidos es la profesión ideal. Además, los empresarios cada vez lo estiman más precisamente por esta cualidad. Se reconoce la enorme facilidad que el curador de contenidos tiene para aprender. Esto los convierte en instrumentos ideales para comprender rápidamente su negocio y hacer ver su importancia y utilidad al público.

Tipos de content curation

Compartir y mejorar contenido de distintas fuentes es una práctica habitual en internet, pero pocos lo hacen como deben, aportando ese plus de calidad que lo convierten en un texto nuevo que mejora el contenido total.

Los usuarios buscan este tipo de información cuando entran en internet. Textos que le ofrezcan calidad, que sea relevante, que estén bien escritos, que se entiendan, que aporten esos datos que los convierten en seguros y 100 % fiables.

Por otro lado, compartir información gracias a la curación de contenidos marketing es una actitud que se agradece. Como hemos dicho en el punto anterior, esto ayuda a posicionarse y, por lo tanto, las fuentes agradecerán este apoyo, abriendo, además, la posibilidad de colaborar en el futuro.

Una vez que tenemos claro qué es la curación de contenidos, debemos saber que existen diferentes formas de llevarla a cabo.

El content curator pasivo

Este tipo de content curation es el realizado mediante procesos completamente automatizados, es decir, con herramientas para curación de contenido específicas. Estas herramientas de curación de contenido utilizan fuentes de información de las páginas webs que se han elegido como favoritas mediante un lector RSS.

Hootsuite y Twetterfeed son dos buenos ejemplos que facilitan la conexión a una fuente de RSS para publicar rápidamente y periódicamente enlaces de contenidos.

Al realizar content curator pasivo, conseguimos mantener de forma muy sencilla un calendario de publicación continuado. Si se hace una buena selección de las fuentes, lograremos compartir y difundir contenido de calidad y originales.

Curación de contenido activo

En este caso, se debe entender como un proceso activo de comunicación. Se tiene que estar involucrado en todo el proceso, aunque se utilicen determinadas herramientas para publicar el contenido. Este tipo de curación debe estar presente siempre que se pueda, puesto que hay que generar conversaciones con el público, sumando un paso más a los ya mencionados de buscar, filtrar, componer, escribir, publicar y distribuir.

¿cómo se hace una buena curación de contenidos?

La labor de un content curator, por tanto, consiste en encontrar y manejar un buen volumen de información para cada texto que vaya a realizar. Posteriormente, redactar un proyecto propio, añadiéndole un valor extra que lo diferencie y supere a todo lo que hay en internet sobre el tema en particular.

Para llevar a cabo este trabajo se recurre a una serie de pasos lógicos:

1.      Identificación de las necesidades del cliente o audiencia

Entender lo que necesita y requieren los seguidores de nuestros clientes es fundamental. Identificar con claridad qué es lo que los lectores de los artículos consideran información relevante. Diferenciar cuál es el tipo de información y datos que están esperando.

2.      Búsqueda y selección de la información más interesante, útil y relevante

Una vez que hemos identificado la información que con más placer e interés se va a consumir, localizar los sites; webs, blogs, foros, redes sociales… donde la ofrezcan será mucho más sencillo.

Por otro lado, se tiene que realizar una selección. No vale cualquier cosa, aunque esté relacionada con la temática, no se puede hablar de todo, hay que elegir y seleccionar lo más útil e interesante, válido y confiable.

Pero, sobre todo, no se debe añadir información que no está relacionada directamente con la temática. Hacer esto implicaría desviar la atención sobre el foco principal.

Por ejemplo, este artículo que estás leyendo y que se ha realizado bajo los parámetros de la curación de contenidos más clásicos, y por un experto curador de contenidos, yo mismo, podría hablar del marketing digital.

Y es que, como sabes, los trabajos de curador se enmarcan dentro de este otro más grande. Pero, no lo hace, para no abrumar a los lectores con un exceso de información. Añadiendo extras no se conseguiría el objetivo marcado, que en este caso no es otro que el de saber qué es la curación de contenido.

En definitiva, hay que ser conciso y exacto con la información que se elija, y elegir las fuentes. Los diferentes sites de los que se extraiga la información deben ofrecer la misma garantía de exactitud, coherencia y calidad que el curador quiere ofrecer.

3.      El filtrado de la información

Cuando hayamos localizado los mejores sitios online donde se tiene esa información de calidad que queremos recopilar, se procederá a su estudio.

Cuando la hayamos entendido, sabremos diferenciar el polvo de la paja.

Será entonces cuando procedamos al filtrado, descartando información inútil o de poco valor de aquella otra que sí aporta peso al contenido final.

En esta parte de la curación de un contenido hay que tener en cuenta la información que mejor respuesta ofrece a las preguntas que están realizando los usuarios. Por lo tanto, también hay que destinar parte del tiempo a reconocer cuáles son estas dudas y cómo se responden mejor.

4.      La organización de los datos

Crearemos una estructura de presentación, a imagen y semejanza de lo que hemos hecho en este mismo artículo. De este modo, será mucho más fácil para el curador organizar coherentemente toda esa información que se ha almacenado.

El objetivo es presentarla ante el consumidor de forma práctica y entendible por el cliente.

Esta organización se deberá guardar y mantener, con todas sus fuentes, en los archivos o repositorios que se hayan creado para cada proyecto.

5.      La transformación, la reinvención, la suma y la mejora del contenido

Este es, posiblemente, el paso más decisivo en la creación de un artículo mediante una curación de contenidos.

Es aquí donde el redactor o curador deberá aplicar sus conocimientos de redacción y llevar a cabo sobre el papel esos trabajos de síntesis, adaptación, fusión, colocación de los datos más relevantes, y la aportación de ese plus diferenciador que lo coloque como un trabajo de referencia, por encima de sus propias fuentes.

Si realiza de manera óptima este paso, nos encontraremos ante un nuevo texto, con un contenido completamente innovador y fresco, con la firma de un nuevo redactor o curador. Tanto Google como las fuentes originales y los propios usuarios de internet lo valorarán en su justa medida.

Como norma general, para añadir valor a estos textos se les suele sumar experiencias personales, comentarios de expertos, un buen índice, datos 100 % fiables de fuentes distintas…

6.      SEO, compartir y difundir el resultado

Sí, una función más de un curador de contenidos digitales es la aplicación de técnicas SEO sobre el artículo. Posteriormente, habrá que compartir y difundir el trabajo de curación de contenidos en internet.

Está bastante claro que si no compartes y difundes los artículos en internet, estos no habrán servido para nada, nadie los verá y, por tanto, nadie los leerá.

Pero, además, debemos aplicarle las técnicas SEO necesarias para que Google lo pueda diferenciar, entender y posicionar correctamente.

El curador de contenidos, por tanto, también debe tener conocimientos en el posicionamiento en buscadores (SEO).

7.      Medición del trayecto evolutivo del trabajo (herramientas)

Por último, debemos ser capaces de llevar a cabo un seguimiento de los contenidos que vamos publicando.

Hay que saber medir el desarrollo evolutivo de los trabajos para saber cuáles tienen más éxito entre la audiencia, cuáles consiguen enamorar y mantener fiel a los usuarios y cuáles consiguen viralizarse.

Con estos conocimientos, pondremos en práctica estrategias que nos resultarán más eficaces en proyectos futuros.

Algunas de las herramientas más utilizadas para realizar estos controles son aquellas utilizadas para gestionar redes sociales, como Hootsuite, Buffer o Blogster App. Y aquellas otras para analizar las redes sociales propias, como Facebook Insight, Twitter Analytics o Pinterest Analytics. También existen otras herramientas para gestionar las redes sociales implementando la analítica, como Klout, Iconosquare, Twitonomy, Allmy +Stats, Followerwonk, Mentionmap, Keyhole…

Sin duda, hay muchísimos programas útiles, un sinfín de herramientas de curación de contenidos para todos los gustos. Pero, a continuación, solo te presento las mejores.

 

 

Las herramientas para la curación de contenidos más eficaces

La conocida como infoxicación puede ser uno de los grandes enemigos del trabajo de curador de contenido.

Manejar grandes cantidades de información, sin ser expertos en Big Data, puede hacernos perder los nervios, saturarnos y no ser capaces de terminar con éxito la labor del curador de contenidos.

Este es uno de los principales motivos por los que las herramientas informáticas son tan necesarias, con ellas el trabajo será mucho más llevadero, exacto y conseguirá que optimicemos el tiempo.

1)      Feedly

Comenzamos este listado de las mejores herramientas para curación de contenido con la que deben utilizar todos aquellos que empiezan. Es una de las más populares y es casi completamente gratuita, muy fácil de manejar e intuitiva.

Se trata de un lector de RSS que facilita el seguimiento a todos esos blogs de interés, así como organizarlos en categorías.

Se pueden crear alertas, detectar blogs inactivos y crear equipos de trabajo con aquellos que compartes los contenidos que realizas.

Además, también es útil para agrupar los contenidos disponibles que resultan interesantes con la idea de estudiarlos más tarde desde un solo lugar.

2)      Pocket

Continuamos con las herramientas gratuitas. También es muy fácil de usar cuando se vincula al navegador de tu ordenador; instalando el botón de Pocket, ya estará listo.

Con este programa será posible guardar todas las direcciones que sean interesantes para los proyectos que se lleven entre manos.

Entre otras opciones, las que más se usan son las de clasificar en categorías, leer después, tags, vídeos…

3)      Content Games

Con esta herramienta, se localizarán rápida y fácilmente contenidos para compartir y darle velocidad a los trabajos de curación.

4)      List.ly

También muy útil, List.ly facilita la recopilación de información en forma de listados, lo que resulta muy cómodo para la organización.

Permite crear listas por temáticas e ir agregando contenido a otras listas, votar en ellas, suscribirse, escribir comentarios, opinar sobre la experiencia de usuario, compartirlas…

5)      Buffer

Este programador de publicaciones está considerado como una de las herramientas más potentes del Marketing digital.

Para usarlo en el content curator, su función más valiosa es la dedicada a compartir, gracias a la rapidez que tiene para programar. Lo único que se ha de hacer es vincular las redes sociales y… ¡ya está!

En la versión gratuita, permite conectar un perfil por red social y programar hasta un límite máximo de 10 publicaciones por cada una.

También favorece la medición de los resultados de los contenidos que se han compartido, saber cuál es el que tiene un mayor engagement y quiénes son los que han interactuado con los proyectos.

6)      Las alertas de Google

A la página de Google Alerts es donde hay que dirigirse para iniciar sesión y activar esta interesante herramienta.

Una vez activada, solo hay que introducir una búsqueda para comenzar a recibir notificaciones periódicas directamente en nuestro correo electrónico.

7)      Buzzsumo

Otra de esas herramientas enormemente útiles para los profesionales de la curación de contenidos.Facilita información de gran valor sobre cuáles son los contenidos más compartidos en las redes sociales.

No importa que estos sean de la competencia o de creación propia, según la búsqueda que se realice, usando un dominio o una keyword.

Además, puede sesgarse la información según idioma o país, y según el formato del contenido (textuales, vídeos, infografías…).

8)      Los agregadores de contenido

En este caso, se trata de sites que internet pone a disposición de los autores para que subamos nuestros artículos para darles difusión.

Los posts serán votados por la comunidad de usuarios para llegar a ser portada. Observando estos votos, podremos aprender cuál es la tendencia, cuáles son los que más gustan, analizarlos y realizarle la curación de contenidos a estos específicamente.

En definitiva, con los agregadores de contenido se podrá llevar a cabo una curación de los contenidos más virales del día y detectar, de este modo, los que más calidad tienen para una audiencia determinada.

Los cinco agregadores de contenido más populares en la comunidad Blogger son; MarketerTop, Mktfan, Bitácoras, Bloggers.net, Menéame y Delicius.

9)      Flipboard

Con Fipboard, nos encontramos ante una plataforma que permite la creación de una revista digital propia según los temas elegidos.

Solo hay que añadir categorías sobre las que queremos que se vaya colocando la información.

La aplicación, por sí misma, creará la revista online actualizando constantemente las temáticas. Por si esto fuera poco, también permite recopilar distintos formatos de contenidos (artículos, fotos, vídeos…), compartir en las redes sociales, seguir los contenidos elegidos y a sus redactores.

10)  Paper.li

En la misma línea de Flipboard, Paper.li es un periódico digital que se construye fácilmente. Con este programa, el curador de contenidos puede recopilar artículos que sean útiles en el futuro y aprovecharlos para organizar el periódico y realizar la difusión.

La lista continúa con Scoop.it (buscador y publicador), StumpleUpon (Recopilador de contenidos), Linkedin Pulse (Lector de contenidos), Summify (Recopilador diario de noticias), Pearltrees (Recopilar, almacenar y compartir), Curata (Archivador información), Storify (Agrupador de información), Reddit (Comunidad/foro), Ready4social (Gestión y programación en Redes Sociales), Evernote (Agrupador de información), NOOWIT (Crear y compartir contenidos) …

Consejo para una mejor curación de contenido

Si lo hacemos bien, podemos utilizar la curación de contenidos para generar conversaciones con nuestra audiencia. Por ejemplo, si te gustó este post o crees que le falta algo, no dudes en dejarlo en los comentarios.

Cuando se comparta algún trabajo, si es posible habrá que introducir algún comentario propio, ya sea a través de alguna pregunta o información adicional. Este artículo está lleno de comentarios propios, que aportan ese plus de calidad y que viene dada por la experiencia de mis seis años realizando trabajos de curación de contenido.

Siempre que sea posible, hay que intentar decir o hacer algo que provoque la respuesta de los miembros de tu comunidad. Por ejemplo, preguntar si utiliza o ha utilizado alguna de las herramientas que se han señalado en el artículo. Dime, ¿las has utilizado? ¿Cuál es tu favorita?

Como redactores educados que somos, si compartimos contenido de diferentes medios, deberíamos dar a conocer cuál es la fuente original. Esto ayudará a crear relaciones con los usuarios y con los profesionales. En este artículo, por ejemplo, me he apoyado en páginas especializadas, como la del Consultor Social Media Ricardo Villanueva, la revista digital Webempresa y la página web de educación Aula CM

Otro consejo importante es la necesidad de saber manejar correctamente y saber sacar rendimiento a las redes sociales. Con ellas, conseguiremos mantener al día a los seguidores con la actualización de la información que producimos y hacer que la comunidad crezca

Colocar los contenidos creados a partir de la curación de contenidos en lugares clave, no solo en aquellos que se dominan, es vital. Esta es la mejor forma de demostrar tus conocimientos y que los clientes potenciales, que todavía no te conocen, lo hagan y terminen por depositar su confianza en ti. Del mismo modo, confirmará los beneficios de compartir contenido de otros.

Terminamos, ha quedado un post un poco largo, pero quien lo lea habrá aprendido qué es esto de la curación de contenido, cómo usarlo y lo importante que es para llevar a cabo los proyectos de marketing con éxito.

Por favor, compártelo si crees que le puede ser útil a alguien, deja algún comentario y si necesitas un curador de contenidos, no lo dudes y cuenta conmigo.

3 comentarios en “Todo lo que hay que saber sobre la curación de contenido o content curation (Megapost)”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba